MAREA NEGRA

Comunicado:

Asociación Marea Negra por la Seguridad Privada

Asociación Marea Negra por la Seguridad Privada

Respecto a los hechos ocurridos el pasado domingo día 11 de diciembre en Murcia, donde un individuo propina un puñetazo a un joven y que después de tres días se encuentra en coma, hemos de aclarar algunas cosas desde esta asociación.

Un aspirante a Vigilante de Seguridad tiene que realizar un curso de 180 horas en centros y por profesores homologados por el Ministerio del Interior. Debe superar un examen de aptitudes físicas y teóricas, realizadas por el Cuerpo Nacional de Policía. Superadas, le será expedida la Tarjeta de Identidad Profesional (TIP) que habilita para desempeñar las funciones de Vigilante de Seguridad. Con lo que está totalmente habilitado para efectuar todo tipo de servicios, sin necesidad de ninguna acreditación tal y como se está publicando en diferentes artículos.

En cuanto a los Porteros, son llamados hoy Controladores de Accesos. Deberán de desempeñar el ejercicio del derecho de admisión, impedir la entrada a aquellas personas que incumplan las condiciones específicas de admisión, controlar el aforo autorizado, comprobar la edad de las personas que quieran acceder al local, prohibir el acceso a partir del horario del cierre. Informar al personal de vigilancia o en su defecto a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de las alteraciones.

Con el fin de desarrollar estas funciones, debe obtenerse la habilitación a través de la consejería competente en materia de Espectáculos Públicos mediante un carné de controlador de acceso. Con acciones formativas teóricas y prácticas entre las que se encuentran conceptos básicos de primeros auxilios, protocolos en situaciones de peligro, derecho de admisión y medidas de seguridad en los establecimientos. Son 80 horas de formación.

La Ley 2/2011 de Espectáculos Públicos de la Región de Murcia tiene como antigüedad casi seis años, pero al no haberse creado ningún decreto o reglamento, está incompleta por lo que no se puede ejecutar, dejando un sinfín de vacíos legales y de actuación. Por lo que todas esas personas que vemos en las entradas o puertas de los locales murcianos, carecen de cualificación o formación acreditadas y desconocemos si poseen o no antecedentes penales, ya que no pasan los filtros mencionados anteriormente.

Las diferencias son bien claras, así que una empresa al contratar los servicios de vigilantes de seguridad, éstos quedan registrados en la Unidad Provincial de Seguridad Privada de la comunidad y de ocurrir algún incidente como el del pasado domingo, se sabe quiénes son estas personas.

El Reglamento General de Policía de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas es de ámbito nacional y en su artículo 53 expresa claramente: «En todos los espectáculos o actividades en que puedan producirse concentraciones superiores a 100 personas, la empresa deberá disponer de personal encargado de vigilancia». Por lo que este reglamento es de rango superior a cualquiera de ámbito local o autonómico. En ciudades como Madrid o Barcelona, existe la figura tanto del Vigilante como la del Controlador de Accesos trabajando conjuntamente con un resultado positivo.

Marea Negra hace un llamamiento a todos los profesionales del periodismo para que antes de hablar de temas relacionados con la seguridad privada recaben información sobre esta materia, ya que estamos observando verdaderas barbaridades que poco o nada tienen que ver con la realidad, por lo que nos ponemos a su disposición, ya que tenemos representación en la mayoría del país y aquí en Murcia pueden ponerse en contacto a través de nuestra página de Facebook que es: Marea Negra Murcia.

animo

Fuente: Murcia.com