Los dos vigilantes de seguridad que en la madrugada de este lunes estaban acampados ante el hospital San Agustín evitaron que una mujer recibiera una paliza a las puertas de Urgencias. Los hombres, que forman parte de los 13 trabajadores que llevan cuatro meses sin cobrar, separaron al hombre que la golpeaba y avisaron a la policía.

Los dos vigilantes de seguridad que en la madrugada de este lunes estaban acampados ante el hospital San Agustín evitaron que una mujer recibiera una paliza a las puertas de Urgencias. Los hombres, que forman parte de los 13 trabajadores que llevan cuatro meses sin cobrar, separaron al hombre que la golpeaba y avisaron a la policía.

“Si llega a ser en otra zona del hospital igual estamos hablando de una fallecida”, ha indicado el portavoz de los vigilantes, José Iglesias. “Él la empezó a golpear con los puños y las manos delante de donde está la acampada, por eso pudieron verla”, ha indicado.

“Actuaron porque seguimos siendo vigilantes, somos profesionales”, ha indicado el portavoz de los vigilantes y ha preguntado “Si hay una desgracia, ¿quién es el responsable?”.

Iglesias ha participado en una rueda de prensa convocada por CCOO de Avilés en la que han urgido al Principado una solución para el conflicto de los vigilantes y en caso contrario “lo sacaremos fuera del hospital”, ha indicado el secretario de CCOO en Avilés, José María Guzmán Pacios.

Desde hoy a los vigilantes acampados se les unen representantes de otros servicios externalizados del hospital y de la propia sección sindical de CCOO del San Agustín. A pesar de las condiciones climatológicas su intención es “seguir ahí hasta que el conflicto se solucione”, ha dicho Iglesias.

El sindicato entiende que el concurso de la vigilancia en el hospital puede sacarse por la vía de urgencia, decisión que el Principado demora a la espera de un informe técnico que lo corrobore. “Están alegando un conflicto que tiene componente social”, ha dicho Jeremías Dos Santos, secretario de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO.

Tanto él como Guzmán Pacios acusaron a la administración autonómica de adjudicar a la oferta más baja los servicios. “Es un procedimiento perverso alegando la crisis, porque las empresas saben que no pueden cumplir”, ha dicho Dos Santos.


Informanoticias.lainformacion.com