• Sólo mantiene un vigilante de seguridad privada en cada monumento cuando debería haber cuatro por el número de personas que visitan los recintos turísticos.

El candidato a la alcaldía de Málaga por LIBRESIván González, y el secretario nacional de la Asociación Marea Negra por la Seguridad PrivadaElio Casañ, han denunciado hoy el incumplimiento por parte del Ayuntamiento de Málaga del Decreto 10/2003 de 28 de enero, según el BOJA, por el que se aprueba el Reglamento General de Admisión de Personas en Establecimientos de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.

En este sentido, según la normativa, en función del número de visitantes registrados a diario, con una media de más de 2.500, debería haber cuatro vigilantes de seguridad tanto en la Alcazaba como en el castillo de Gibralfaro en vez de uno en cada recinto como ocurre actualmente.

Es un riesgo que el Ayuntamiento está corriendo al recortar el número de guardias, poniendo en peligro la seguridad de los que visitan los monumentos, que superan el millón de personas al año. Asimismo, también el patrimonio estaría más protegido, evitando así que algunos invadieran zonas no permitidas”, ha explicado Iván González, quien ha incidido en que “no es un gasto sino una inversión incrementar la seguridad privada. Y menos cuando está previsto invertir 7 millones de euros en mejora para el complejo turístico”.

Por su parte, Elio Casañ ha exigido que “se centralicen los contratos en materia de seguridad a través de un organismo del propio Ayuntamiento. Y ahí creemos que no hay nadie mejor para llevar ese control para cumplir la ley que la Policía Local. Los dirigentes deberían velar por el cumplimiento de la Ley de Seguridad Privada, la Ley de Espectáculos Públicos de la Junta y que, por favor, el Ayuntamiento no ahorre en la seguridad de los ciudadanos, de los turistas,  porque tenemos la suerte de que Málaga sea una de las potencias turísticas y no podemos perderlo”.

 

La postura tanto de LIBRES como de Marea Negra es la de exigir al equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga “que cumpla la Ley, que la Policía Local supervise y coordine ese control, y que, en definitiva, que aumente el número de vigilantes privados en la Alcazaba y Gibralfaro a fin de que los visitantes tengan la seguridad que se merecen”.

 

Fuente: LIBRES