elpueblodecutaEl presidente de la Asociación Marea Negra carga contra los sindicatos y critica que “teniendo las herramientas necesarias no las utilizan” y entiende que deberían introducir savia nueva porque “las cúpulas sindicales están desfasadas”

José Antonio Carbonell habla de su ciudad natal con una gran nostalgia. Recuerda con una sonrisa tímida en su rostro su andadura estudiantil en el colegio Público Varela. Más adelante comenzaría una carrera militar que, lo forjaría y convertiría en el ser que es hoy, un hombre justo y recto. Siendo muy joven abandonaría esta ciudad, llegando a la península en busca de trabajo y oportunidades laborales que entonces su ciudad no le pudo ofrecer. Fue en Barcelona donde se introdujo en el mundo de la seguridad privada. Hoy con una amplia experiencia en este sector y como vicepresidente de la Asociación Marea Negra, habla sin tapujos de todos y de todo lo relacionado con la ciudad que le vio nacer y de la que tuvo que partir por su profesión.

Pregunta.- Hace más de 25 años que usted abandonó su ciudad, ¿la visita con frecuencia?
Respuesta.- Sí, de hecho tengo familia y mantengo las amistades de la infancia. Me gusta con locura mi ciudad, la quiero y esté donde esté siempre la llevo en el corazón.  Me preocupa todo lo que allí ocurre, creo que sus políticas no son eficaces, con un nivel de desempleo juvenil y en mayores de 45 años muy graves. Creo que El Príncipe está totalmente desprotegido y abandonado y esta situación no ha mejorado nada, porque yo la veo igual que cuando era un niño. Si tuviera una oferta laboral desde mi ciudad, no la descartaría. Si quisieran contar con mis servicios, para mí sería todo un honor y supondría una gran satisfacción trabajar y arrimar el hombro en mi ciudad como buen caballa que soy.

P.- En estos últimos años su asociación arremete duramente contra la Administración Pública de Ceuta, ¿cuál es el motivo?
R.- La Administración Pública es la gran culpable del desempleo a nivel de seguridad privada, ya que en los Planes de Empleo contrata a personal no cualificado y sin formación en esta materia, fomentando el intrusismo, por lo que 120 vigilantes de seguridad no tienen trabajo. Hablamos de un 50% de paro en este sector, ya que en Ceuta hay 240 habilitaciones.

P.- Cíteme algún servicio donde se cuenta con personal no habilitado y se fomenta el intrusismo.
R.- Primero querría aclarar que los motivos que llevan a un organismo a contratar personal no formado son meramente económicos porque sale mucho más barato y, por otro lado, la empresa que contrata a este personal lo hace por el ahorro que supone, que es muy elevado.  Todo esto en su conjunto supone que el servicio carezca de calidad y profesionalidad, repercutiendo en la ciudadanía y en la seguridad de toda la ciudad autónoma. Dos ejemplos claros donde se está cometiendo intrusismo son las Murallas Reales y el Mercado de Abastos Central.

P.- ¿Cuáles son los requisitos que una empresa debe cumplir para ser la adjudicataria de un servicio?
R.- La administración local o autonómica saca a concurso la licitación de los servicios de seguridad. A las empresas se les pide que deben estar al corriente de los pagos tanto a la Seguridad Social como a Hacienda, además de ser una empresa solvente. Cumpliendo con todo lo mencionado, la administración dispone de unos baremos y es a través de ellos por lo que el organismo se guía. Todo esto es lo que debería ser, pero no se hace ya que el amiguismo es el factor que prima sobre todo lo anterior. Es un secreto a voces. Voces que llegan a nuestros oídos.

P.- ¿Qué opinan usted y Marea Negra sobre la formación que tiene el colectivo de seguridad privada ante un nivel 4 de atentado terrorista en el que nos encontramos?
R.- Personalmente creo que la formación es escasa, por no decir nula, porque el Gobierno siendo consciente del momento que atravesamos, obliga a las empresas a que la formación sea tan solo de 20 horas anuales en materias que nada tienen que ver con la realidad, dejando a este profesional desamparado a la hora de actuar. Son muchos los vigilantes de seguridad los que invierten en formación, de su propio bolsillo, porque no es solo que nos encontremos casi en el último nivel antiterrorista, sino que es en todos los servicios de la ciudad donde la formación es insignificante y los medios que obran en su poder como medida de protección son obsoletos, no son los adecuados al momento y son insuficientes. Por lo que habría que reconsiderar todo esto, de lo contrario el servicio a la ciudadanía no está garantizado, se ve totalmente mermado, porque si el propio profesional no se encuentra seguro, ¿cómo puede ofrecer seguridad a los demás?
P.- ¿Considera que los sindicatos son efectivos en Ceuta?

R.- A día de hoy creo que aun teniendo las herramientas necesarias, no las utilizan y que se debe introducir savia nueva, ya que la cúpula de los sindicatos está desfasada y han perdido toda la confianza entre la población. Están emergiendo pequeños sindicatos y asociaciones que defienden al trabajador y deberían tener mayor presencia a la hora de negociar.
El vicepresidente de Marea Negra finaliza añadiendo que, recientemente mantuvo una reunión en el Congreso de los Diputados donde trasladó la problemática existente a nivel nacional incluyendo a Ceuta, mediante un borrador que entregó en Interior, aportando soluciones y sugerencias para paliar la situación tan sumamente desastrosa que vive este sector al completo regulado en la Ley 5/2014 de Seguridad Privada

FUENTE: El pueblo de Ceuta