La Administración de Justicia ha fallado nuevamente contra el Ayuntamiento de Puebla de Alcocer por cobrar un servicio, el de guardas rurales, que no prestó, por lo que le obliga a devolver 72.480 euros por cada ejercicio de 2014 y 2015. Se trata de la segunda sentencia que por este mismo motivo se falla contra el consistorio, después de que en 2014 el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Mérida anulara las tasas de guardería rural que fijó el Ayuntamiento a los agricultores al considerar que no se prestó dicho servicio en el segundo semestre de 2013.

Apag Extremadura Asaja, entidad que elevó ambas demandas, mostró ayer su satisfacción por el fallo de la nueva sentencia, pues evidencia que «el único afán del consistorio fue recaudatorio», explicó su presidente, Juan Metidieri.

 

Fuente: La Crónica de Badajoz