Los vigilantes de seguridad de Renfe lanzamos un SOS

Los profesionales de la seguridad privada de Rodalies de Catalunya, servicio operado en la actualidad por Renfe, estamos al límite. Lanzamos un SOS a la Generalitat de Catalunya como titular del servicio ferroviario según el Real Decreto 2034/2009 del 30 de diciembre.

En estos últimos diez años hemos notado una decreciente preocupación por parte de Renfe y su departamento de seguridad, por el bienestar de aquellos que estamos dedicando nuestra vida profesional a proteger a usuarios, personal operativo de la compañía y el diverso material, como son los trenes, tornos e instalaciones en general, en esta infraestructura tan importante para la movilidad del área metropolitana. Así mismo queremos denunciar la falta de valentía de Renfe cuando realizamos intervenciones, siguiendo nuestro criterio, cuando estas, se publican en los medios de comunicación. Nos sentimos abandonados y desprotegidos. Si Renfe no tiene confianza en nuestro trabajo, que no contrate seguridad privada.

Hoy en día, seguimos sin saber cuál es la política de seguridad que aplica o quiere aplicar Rodalies de Catalunya – Renfe. Se retiraron del servicio los guías caninos, se redujeron a la mínima expresión los servicios armados, falta personal en todas las compañías, Ombuds, Trablisa y Grupo Sureste, sin embargo, no se realizan esfuerzos para atraer mas personal. A diferencia de Metro, FGC o el Trambaix, no tenemos plus de servicio, generando una desigualdad entre los vigilantes cercana a los cuatrocientos euros, según donde prestemos nuestros servicios. Recordemos que en la estación de Castelldefels fue asesinado hace ocho años nuestro compañero Rafa. Nuestras peticiones económicas están más que justificadas. Renfe, es el único medio de transporte público sin plus, luego no se valora nuestra profesionalidad, los compañeros de las ACT realizan sus labores en solitario cuando no tienen el compañero, asumiendo un riesgo no reconocido, ni por contrato, ni por nómina. Nuestros sindicatos están mudos, las empresas solo se interesan por facturar. ¿Qué broma es esta?

La sensación no puede ser mas desalentadora, si seguimos por la senda del mínimo esfuerzo, auspiciado por las continuas reducciones del presupuesto, ningún profesional competente querrá prestar sus servicios en Rodalies de Catalunya.

Los vigilantes de seguridad de Renfe pedimos mas personal, un plus de servicio acorde con el resto de los transportes públicos y apoyo de la compañía cuando se cuestione nuestro trabajo. No pedimos tanto, solo el reconocimiento de nuestra labor.

 

SP y 10 compañeros más.