La Comunidad no ha aplicado aún la ley que aprobó hace cinco años

  • El Ejecutivo regional asume que «tiene un desarrollo normativo incompleto», pero afirma que se retomará

    Fuente: La Verdad.es

    JORGE GARCÍA BADÍA | MURCIA

    @jgbadia

  • El proyecto de ley que iba a regular la actividad de los porteros de locales públicos en la Región se anunció en el otoño de 2010 a bombo y platillo, pero seis años después aún no es una realidad. La norma -Ley 2/2011, de 2 de marzo- contempla que ningún guarda pueda colocarse en la puerta de un local sin haber demostrado antes su aptitud psicológica y sin haber superado otra serie de pruebas para obtener una acreditación. Unos requisitos que, sin embargo, según reconocieron fuentes del Ejecutivo regional, no se están exigiendo a estos profesionales.La Dirección General de Administración Local admitió ayer, a preguntas de ‘La Verdad’, que la ley «tiene un desarrollo normativo incompleto», pero anunció que «se retomará con la puesta en marcha de una ley regional de espectáculos públicos». El Ejecutivo regional se comprometió, además, a agilizar el procedimiento «para que esté aprobado en este mismo año», pese a que apenas faltan unas semanas para concluir 2016.
  • No pueden multarFuentes del Gobierno regional remarcaron, asimismo, que no pueden multar ni sancionar a nadie a raíz de la agresión al joven, porque lo que ocurrió no está contemplado como infracción «ya que fue un incidente que no se produjo en el interior del local ni en el acceso».

    José Antonio Carbonell, vicepresidente de la asociación Marea Negra por la Seguridad, lamentó que esta ley no se esté aplicando. «Esa norma se aprobó porque, cuando ha pasado algo como esto, los agresores siempre se han quitado de en medio y ha costado mucho encontrarlos», remarcó Carbonell, quien lamentó, sin embargo, que a la Administración «este tema le da lo mismo». Desde su asociación, insistió, han mantenido reuniones con miembros del Ejecutivo regional y de la oposición para exigir que se impulse el desarrollo de la norma. Carbonell hizo hincapié, además, en que los porteros no son vigilantes de seguridad. Estos, explicó, están habilitados por el Ministerio de Interior y cuentan con una tarjeta de identidad profesional (TIP).

  • «La preparación de los porteros de discoteca es la justa para estar en la puerta», lamentó ayer Comisiones Obreras. El sindicato explicó que existe un curso formativo, pero que no se imparte por parte del Servicio de Empleo y Formación, sino por academias y empresas privadas y «es un curso mínimo». El sindicato recordó los requisitos que contemplaba la ley de Admisión en Espectáculos Públicos, aprobada en 2011 -como pruebas de aptitud y un informe psicológico-, y sentenció que estos profesionales están actualmente «en el limbo de la regulación». De hecho, señaló que se trata de un «subsector» y remarcó que «no están encuadrados en el régimen de seguridad privada, sino en el control de accesos».