Desde Marea Negra por la Seguridad Privada, seguimos denunciando la nula implicación de las empresas de Seguridad, en la promoción interna de los cargos de responsabilidad de las mismas.

Tenemos a compañeros sobradamente formados, que tienen que campear día tras día, con cargos de escasa o nula formación en Seguridad. Estos responsables, ni siquiera parece que se hayan preocupado en leer la Ley 5/2014 de Seguridad Privada. Hacen y deshacen, sin tener en cuenta las responsabilidades que la Seguridad Privada tienen en la Seguridad Ciudadana del día a día.
El caso que nos ocupa hoy, es el de las continuas negligencias que la empresa SECURITAS; empresa que presume de “experta” en Seguridad, comete para contentar al gigante AMAZON en la plataforma de la ciudad Sevillana.
El grado de irresponsabilidad de la empresa SECURITAS, es tal que sus propios responsables de la firma, han comenzado una campaña de “mobbing” contra los profesionales que no se pliegan a las condiciones de la macro empresa de ventas on-line, las continuas sin razones en las condiciones laborales, y en las propias de la Seguridad Privada.
Hasta el punto de utilizar las órdenes de una plataforma de la firma en Madrid, que no tiene ni la misma edificación ni morfología que la de Sevilla, hacen que los compañeros se nieguen a realizar ciertas labores, en detrimento de sus trabajos y hasta el punto de ser despedidos de sus empleos.

 

 

Por nuestra parte, realizaremos el informe correspondiente que se enviará a la Unidad Provincial de Seguridad Privada de Sevilla, para que se considere la inspección de las instalaciones y la idoneidad del servicio que se presta por parte de SECURITAS en aquella empresa.
Y por las pruebas aportadas por los compañeros, se enviará otro informe a la Inspección de Trabajo, para que tome las medidas oportunas al respecto. No vamos a consentir, que se siga denigrando al sector, en detrimento de la profesionalidad y el sentido del deber de nuestros compañeros.
Las pruebas son las que son, y no existe duda alguna sobre la mala praxis del gigante AMAZON al aplicar planes de seguridad inadecuados para dicho centro.