MAREA NEGRA CONDENA QUE LOS VIGILANTES ESTÉN VENDIDOS

La Asociación Marea Negra, que vela por los intereses del sector de seguridad privada, lamenta la decisión de la Audiencia Provincial de sacar de la cárcel al joven de 19 años que hace unos días intentó apuñalar a un vigilante en la estación de Sant Vicenç de Calders y que se salvó porque el cuchillo dirigido a su tórax quedó frenado por el teléfono móvil que llevaba en el bolsillo.

Marea Negra rechaza la decisión de la Audiencia pero apunta que «la culpa no es del juez» y señala a un Ministerio del Interior y a unas secretarías de Estado que «ni han sabido redactar ni saben aplicar la Ley de seguridad privada». Una situación que, dice, «deja indefensos a los vigilantes».

‘Sale gratis’

El colectivo lamenta que «dejar en la calle a quien ha intentado matar a un vigilante hace que quien quiera agredir o atacar a otro sepa que le va a salir gratis». Marea Negra cree que si el agredido hubiese sido un policía «el juez no hubiese sacado de la cárcel al agresor».

Marea Negra ya ha pedido un encuentro con el ministro del Interior para analizar la situación del sector, la desprotección de los vigilantes y la impunidad de los ataques contra estos trabajadores que en España son unos 300.000. En este sentido no descartan que a comienzos del próximo año el colectivo pueda realizar movilizaciones.

Marea Negra reclama una revisión de la Ley de Seguridad privada «pero con un asesoramiento por profesionales del sector». En este sentido destacan que si un vigilante realiza formación en derecho penal, civil o primeros auxilios de sólo 180 horas es porque es lo que exige el gobierno.

‘Desconocen el día a día’

Los vigilantes explican que desde las administraciones «no conocen nuestro día a día, las situaciones con las que nos hemos de encontrar, las amenazas y los ataques». Por ello reclaman la revisión de la Ley y contundencia contra las agresiones a quienes velan por la seguridad de miles de personas.

«¿Tenía que haber muerto el vigilante para que el agresor siguiese en la cárcel?» pregunta el representante de Marea Negra. «Aunque también apunta a la responsabilidad de las empresas. «En caso de que lo hubiesen matado , tendrían a otro por 800 euros al mes».

Fuente:http://diaridetarragona.com